Además, el 8 de febrero ha sido designado por la Santa Sede y la Unión Internacional de Superiores Generales como la Jornada Mundial de Reflexión y Oración Contra la Trata de Personas.

El 8 de febrero es la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, quien fue secuestrada cuando era niña y vendida como esclava en Sudán e Italia. Finalmente las Hermanas Canossianas le enseñaron que fue creada a imagen de Dios y que poseía dignidad humana, se afirmó a sí misma y se negó a ser esclavizada. Josefina se convirtió en hermana Canossiana y dedicó su vida a compartir su testimonio de liberación de la esclavitud, a consolar a los pobres y a los sufrientes. Fue canonizada en el año 2000.

Una organización internacional de religiosas católicas llamada Talitha Kum ofrece recursos para conmemorar la Jornada Mundial Católica de Reflexión y Oración, y detener la trata de personas. “Nunca como hoy ha habido tantos esclavos en el mundo”, informa Gabriella Bottani, coordinadora internacional de Talitha Kum. “Solo juntos podemos romper la cadena del tráfico y la esclavitud”.

Facebook & Instagram: Today is the feast day of St. Josephine Bakhita, who was kidnapped as a child and sold into slavery in Sudan and Italy. Eventually taught by Canossian nuns that she was created in the image of God and possessed human dignity, she asserted herself and refused to be enslaved. Josephine became a Canossian sister and dedicated her life to sharing her testament of deliverance from slavery and comforting the poor and suffering. She was canonized a saint in2000.

St. Josephine Bakhita, we ask for your prayers and intercessions for those enslaved among us. #EndHumanTrafficking

Twitter: Today is the feast of St. Josephine Bakhita who was born a slave and dedicated her life to comforting the poor and suffering.